Accesibilidad | Ir al contenido de la página

jueves, 14 de noviembre de 2019Inicio

Noticias

Buscador

      No existen comentarios

    Suscribirme al contenido

    Para suscribirte al contenido RSS (¿Qué es esto?)

    Lecciones de humanidad en el Hospital NIño Jesús

    15/05/2010
    foto_FedeSK8_Flickr

    Amalia Fontán descubre el poder de transformación que tienen los niños a través su colaboración como Voluntaria TIC en el proyecto "La tecnología al alcance de los niño"


    "Cuando oí hablar de esta iniciativa lo cierto es que tardé en apuntarme el tiempo que transcurrió hasta que localicé a Emilio sentado en su sitio (y no nos sentamos muy lejos).

     

    Claro que como creo que les ha pasado a los demás, esa seguridad más o menos clara que tenemos al principio se transforma en mil preguntas e inseguridades mientras vas de camino en el coche, atasco… te abren la puerta del aparcamiento, te hacen la ficha para darte la acreditación y vas andando con tu maleta naranja por el pasillo buscando la habitación. “Tu niño, se llama Moises” como me dijo Marta, la chica encargada de la gestión de los voluntarios. ¿Y bien? Pues que no está Moisés en la habitación… (Aumentan mis nervios y mis intentos por tranquilizarme… “tú tranquila que son solo dos horas y a lo mejor incluso consigues que se lo pase un poco bien, además te gustan los niños, va a ir bien”… nada, no hay manera de calmarme)… Y por fin, - “Éste es Moisés” – “Yo soy Amalia” (casi no me oigo ni yo) “¡pues venga Amalia!, ¡vamos a jugar!” me dice y entonces pasa, se me olvida que soy mayor y cojo el ordenador y nos ponemos a jugar. Dibujamos, me enseña sus juegos (creo que solo gané le una vez), me enseña su pueblo desde Google Earth… a penas noto que viene su madre y ya es la hora de irme porque… ¡es la hora de la cena! ¡¡Pero si acabamos de empezar!! –“¿vienes otro día?”- me pregunta.

     

    Lo cierto es que son estas actividades las que te pegan al suelo y a la vez de dan lecciones de humanidad, a mí se me olvidó que estaba allí “de voluntaria” simplemente me lo pasé de miedo. Los niños tienen esa capacidad: transforman lo que hay alrededor y te vuelves como ellos, al mismo nivel, te diviertes mientras juegas y te vas nuevo, no sé, es como si te trasladaras en el tiempo y de repente te quitaran años y preocupaciones. Estoy deseando volver, ¿te vienes? ;-)"

    Amalia Fontán

    Fundación Hazloposible | secciones: Experiencias Voluntari@s TIC