Accesibilidad | Ir al contenido de la página

miércoles, 16 de octubre de 2019Inicio

Noticias

Buscador

      No existen comentarios

    Suscribirme al contenido

    Para suscribirte al contenido RSS (¿Qué es esto?)

    Ayuda humanitaria en abierto

    03/08/2010
    openstreetmap.org

    A principios de 2010, el 12 de enero, un terremoto de 7 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió la República de Haití. Al día siguiente, voluntarios de todo el mundo volcaron datos sobre el estado de las calles, de los edificios en ruinas y de las carreteras bloqueadas, entre otras cosas, al mapamundi libre de OpenStreetMap.


    Dos días después del terremoto, un grupo de trabajo del Departamento de Geografía de la Universidad de Heidelberg, dirigido por el profesor Alexander Zipf, colgó en Internet un planeador de rutas de emergencia para Haití. Ésta era la primera aplicación real del operador de rutas OpenRouteService.org que han desarrollado los científicos alemanes.

     

    El planeador de rutas es un programa, que de manera similar a los navegadores comerciales, ofrece la mejor ruta para llegar al destino deseado desde nuestro punto de partida. Pero con la peculiar característica de que los datos en los que se basa son datos geográficos libres que provienen de OpenStreetMap (OSM) y que se actualizan de continuo por voluntarios de todo el mundo. De modo que si hay unas obras en la salida de nuestra ciudad y los datos ya han sido actualizados, el planeador nos indicará una ruta alternativa, a diferencia de los comerciales.

     

    Esto es posible gracias a una comunidad de personas que se agrupa en OpenStreetMap.org, un proyecto de colaboración para crear mapas libres, es decir, con datos geográficos libres que se puedan modificar por otros usuarios. Un ejemplo clásico de trabajo de colaboración en Internet es la enciclopedia libre Wikipedia. Así, OpenStreetMap.org sigue un concepto similar a Wikipedia pero para los mapas y otros datos geográficos.

     

     

    En la gestión de operaciones humanitarias, la información sobre el estado actual de las calles, así como de las áreas restringidas o cerradas al paso, es vital. Esto es así en cualquier caso pero en especial en países pobres, donde la disponibilidad y el acceso a datos geográficos o geodatos es a menudo limitada. La información voluntaria recogida por no profesionales y distribuida por las redes sociales y las tecnologías web 2.0 ya es una nueva fuente de información; una alternativa a las clásicas imágenes espaciales de satélite. El desastre ocurrido en Haití es el ejemplo más destacado de ello.

     

    Fuente: periodismohumano.com

    Fundación Hazloposible | secciones: Noticias sociales