Accesibilidad | Ir al contenido de la página

Noticias

Buscador

      No existen comentarios

    Suscribirme al contenido

    Para suscribirte al contenido RSS (¿Qué es esto?)

    ¿Pensando en hacer un voluntariado? 1, 2, 3, 4... 5 cualidades que debes tener!

    13/04/2011
    Imagen de Birger Hoppe

    ¿Sabes qué debe tener un voluntario? ¿Qué habilidades? ¿Las tienes? Ahora sólo te falta buscar tu oportunidad en el Portal de Voluntariado TIC. Anímate, ¡enREDate!


    Para transmitir una actitud positiva, el voluntario ha de comenzar por aceptarse a sí mismo y por adoptar una serie de actitudes muy necesarias. ¿Quieres conocerlas?  Una vez las tengas, sólo tendrás que entrar en el Portal de Voluntariado TIC y... ¡encontrar tu proyecto!

     

    ¿Qué ha de tener un buen voluntario?

    Como punto de partida, el voluntario tendrá mayor facilidad para la comunicación si posee el suficiente autocontrol emocional para saber hasta dónde o hasta cuándo implicarse. Cuando su misión alcanza su límite, será preciso derivar la situación hacia otro servicio o hacia un profesional.

     

    También son importantes la autoestima y la autoaceptación, que facilitarán la aceptación de los otros hacia nosotros. Como voluntarios, debemos aprender que debemos respetarnos y reírnos de nosotros mismos si queremos transmitir autoestima al otro.

     

    Tener clara nuestra motivación como voluntarios transmite seguridad y puede ayudar a dar continuidad a nuestro servicio.

     

    La empatía y una actitud positiva dotarán de autenticidad y de credibilidad a nuestro voluntariado.

     

    La confianza en el ‘ayudado’ y una actitud positiva facilitan la constancia y la intensidad de nuestra motivación. Es necesario creer en la potencialidad de la otra persona para cambiar su situación. La tremenda capacidad de superación del ser humano ha quedado demostrada a lo largo de la historia.

     

    La ausencia de juicios moralizantes es fundamental, pues somos voluntarios, no jueces. Y como tal aceptaremos a la otra persona tal como es, no “a pesar” de cómo es.

     

    No hay que abusar de frases que inviten a no sentir: “No importa, no te preocupes, no pasa nada, todo se arreglará...”. Más bien hay que ayudar a asumir dentro de la realidad y en el contexto de cada persona las situaciones desagradables para encontrar soluciones particulares. Si el voluntario usa un “No te preocupes”, tendrá que argumentarlo porque, si no, quedará como una frase hueca.

     

     

    Si tienes todas las cualidades...

    Una vez sabido todo esto, ¿te animas a ser voluntario? En el Portal de Voluntariado TIC te lo ponemos muy fácil. Puedes:

    Fundación Hazloposible | secciones: Noticias sociales