Accesibilidad | Ir al contenido de la página

lunes, 18 de noviembre de 2019Inicio

Noticias

Buscador

      No existen comentarios

    Suscribirme al contenido

    Para suscribirte al contenido RSS (¿Qué es esto?)

    Ni asistencialista, ni benéfico, ni paternalista: ¡el voluntariado es transformador!

    10/08/2011
    La foto es de fotologic en flickr

    Además de tener un carácter altruista y solidario, el voluntariado social tiene otras características fundamentales que lo distinguen de otras “buenas obras”. La vocación transformadora y la búsqueda de justicia social son otras de sus señas de identidad.


    En España, el concepto de voluntariado social queda definido en su concepto legal como “las actividades de interés general, desarrolladas por personas físicas, siempre que las mismas no se realicen en virtud de una relación laboral, funcionarial, mercantil o cualquier otra retribuida”.

     

    La Ley también recoge el carácter altruista y solidario del voluntariado social. Su realización es libre, sin que tengan su causa en una obligación personal o deber jurídico; se lleva a cabo sin contraprestación económica y sin perjuicio del derecho al reembolso de los gastos que el desempeño de la actividad voluntaria ocasione; se desarrolla a través de organizaciones privadas o públicas y con arreglo a programas o proyectos concretos.


    Del mismo modo, la Ley señala que “quedan excluidas las actuaciones voluntarias aisladas, esporádicas o prestadas al margen de organizaciones públicas o privadas sin ánimo de lucro, ejecutadas por razones familiares, de amistad o buena vecindad”.


    Para completar este concepto, añadiremos lo que se refleja también en la Exposición de motivos la misma ley: “queda superado el concepto restringido de voluntariado, asimilado con frecuencia a lo puramente asistencial, para dar cabida también al resto de ámbitos en los que la participación ciudadana es igualmente valiosa”. De ahí deducimos la vocación transformadora del voluntariado y la actitud de búsqueda de justicia social y de las causas de los problemas que alimentan todo ese conjunto de acciones voluntarias.


    Sin esa vocación, la acción voluntaria queda reducida a una relación asistencial, benéfica, paternalista y sin un planteamiento estructural a la hora de resolver los problemas sociales.


    Entre otros objetivos, el voluntariado social busca luchar contra toda forma de opresión, discriminación y marginación por causa de raza, sexo, creencias, cultura, situación económica, edad, ideas políticas o antecedentes penales. Se hace por medio de proyectos de Solidaridad dentro de alguna Organización humanitaria de experiencia contrastada. Para ello es preciso informarse adecuadamente, formarse como es debido y comprometerse en un servicio concreto.

     

    Y tú, ¿a qué esperas para cambiar el mundo?

    Empápate del espíritu transformador del voluntariado y empieza a cambiar las cosas que no te gustan de tu entorno. En Portal de Voluntariado Tic encontrarás cientos de formas de hacerlo posible:

     

    Ayuda a niños y jóvenes: Realiza tareas administrativas para un proyecto que favorece la  integración y tolerancia entre menores en Madrid; realiza talleres creativos para una ONG de Valencia; o da clases de inglés para jóvenes de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

     

     Protege el medio ambiente: Haz voluntariado medioambiental en Gipuzkoa; educa en valores medioambientales a jóvenes de Murcia; y ayuda a conservar la biodiversidad de la Pedriza.

     

    Haz voluntariado puntual: Viajando a Tenerife junto a personas con parálisis cerebral en septiembre; realizando un cuento y láminas para enseñar a los niños qué es el Banco de Alimentos; o participando como técnico/a de sonido en una jornada por los derechos humanos en Colombia desde Barcelona.

     

    Transforma tu barrio: Dando comida, compañía y cobijo a los gatos del Retiro en Madrid; impartiendo un taller de repostería para mujeres migrantes que viven en el barrio Gótico de Barcelona o promociona la donación de sangre en varios pueblos de A Coruña.

     



    Artículo de J. C. Gª Fajardo, miembro de SOLIDARIOS para el Desarrollo
     

    La foto es de fotologic en flickr

     

    Fundación Hazloposible | secciones: Noticias sociales